Mareselva nació del disfrute.

De las ganas de compartir historias  alrededor de platos llenos de verduras de colores. Por tanto Mareselva  lo engendraron mis amig@s, aquell@s que se sentaron a la mesa conmigo  alguna vez a debatir, reir, brindar, celebrar, estar en silencio o  hablando tod@s a la vez. Y de entre tod@s ell@s, la mención especial es  para l@s niñ@s,  porque me siento muy afortunada de tenerl@s en mi mesa  cada día. Ell@s son mis más grandes maestr@s y me llenan el corazón.


Soy  Bea.

Empecé a cocinar organizando cenas vegetarianas cuando mis padres  no estaban en casa antes de cumplir los 15 años, allá por los benditos  90. Y sigo.
Para mi, lo más importante no es la receta, si no lo que se crea después.
Me gusta la cocina sencilla, lenta, básicamente vegetal y saludable. Siempre prefiero ingredientes ecológicos y de proximidad.


Tanto si vas a comer como si vas a ayunar hoy,  hazlo con una intención: que sea para elevarte.
Despues elévate. Y disfruta el vuelo.